Noticias

Cambio de planes

No sé si lo que estoy apunto de decirles es una mala noticia. Como saben, el fin de semana pasado notifiqué en mi cuenta de twitter lo siguiente:

Pues bien, no solo se complicó mi gastritis, sino que también me dio colitis nerviosa. No he tenido síntomas comunes de esa enfermedad, excepto una punzada que, más que dolorosa, es irritante. Aun estoy en tratamiento, y lo seguiré por los siguientes 21 días.

Una de las cosas que me preguntaron ambas doctoras —el domingo fui con la doctora de una tía, y hoy fui con otra de un hospital al no sentirme mejor después de tantos días con dolor— era que si estaba bajo presión. Mi respuesta inmediata fue “no realmente”, pero, al llegar a casa, me di cuenta que sí lo estoy. Hice un balance de mi salud y noté que esta no es la primera vez que me enfermo por estar bajo presión. Recordé que a principios del año pasado me enfermé de estrés, y tuve que tomar un tratamiento de hierro por tres meses porque estaba ligeramente anímica.

A lo que voy con tanto rollo medico, es que tengo que cambiar mi vida como escritora. Por supuesto no voy a dejar de escribir, pero si tengo que bajar el ritmo de lanzamientos de libros.

No es que me sea muy difícil escribir. No, por el contrario, pero si me toma mucho tiempo lo que viene después de terminar una historia. Recuerden que soy auto publicada, y no tengo un séquito de personas atrás de mi que se encargan de todo.

Todo lo hago yo solita.

Tal es el caso que no he hecho mucha publicidad a La Restauración y detuve el proyecto de cuento de hadas por enfocarme en El Recolector: Fuera de la vidaEl Recolector II. No he escrito nada desde hace un mes ya.

Por lo que, por el bienestar de mi salud, he decido lanzar máximo dos libros al año —me sentiría más cómoda con uno.

Aun no he hecho un nuevo calendario para las actividades de este año, pero espero hacerlo pronto para aligerar mi estrés. Por ahora, solo quiero estar en optimas condiciones para seguir escribiendo.

Les agradezco por leer mi rollo existencial, y los veo en la red. 😉